Nueva Zelanda es un país formado por dos Islas separadas entre sí por el Estrecho de Cook. No lo sabías? Bueno, ahora ya lo sabés. 🙂

La Isla Norte y la Isla Sur son muy diferentes entre sí. No podemos decir que conocemos Nueva Zelanda si no visitamos ambas.

Ahora bien, como cruzamos de una Isla a otra?

Hay dos formas de cruzar: en avión o en ferry. Sin dudas, la opción de cruzar en ferry es la más interesante. Por qué? Porqué el viaje en ferry es una excursión en sí misma y que nos permite contemplar paisajes como este:

vista

Existen dos compañías que operan los ferrys para realizar el cruce desde la ciudad de Wellington en la Isla Norte hasta la ciudad de Picton en la isla Sur: Interislander y Bluebridge. La diferencia entre una y otra radica básicamente en el precio y en la frecuencia. Interislander es un poco más caro, pero realiza mayor cantidad de viajes diarios.

En cuanto a las comodidades, las dos compañías son similares. Yo viajé por Interislander, aunque tenía tickets para viajar por Bluebridge (pero eso es historia para otro post).

ferry

Los ferrys de Interislander cuentan con una amplia oferta gastronómica, así como también, diversos espacios de entretenimiento para hacer mas amenas las tres horas y media que dura el viaje.

Además, el paisaje se puede disfrutar desde el ángulo que elijamos, tanto desde el interior del ferry como en cubierta.

nubes

Los primeros 40 minutos de viaje son terribles, no les voy a mentir. El ferry se mueve para todos y ese día, además, llovía!

El primer tramo del viaje la pasé mal. A decir verdad,  todos los que nos creímos unos genios sentándonos en las primeras butacas para ver el camino de frente, poco a poco nos fuimos yendo para el fondo.

En mi caso me mareé muchísimo, así que me fui a dormir media horita esperando a que pase lo peor. Según dicen, las aguas del Estrecho de Cook son consideradas de las mas peligrosas del mundo.

De a poco, el ferry deja de tambalear y el cielo comienza a despejarse.

estrecho-cook

Ahora sí! Pasado el mal momento, el viaje es disfrute y mas disfrute. De a poco, los pasajeros se van levantando de sus asientos y van saliendo a cubierta, incluso suben a la terraza del barco. Nadie quiere perderse la oportunidad de fotografiar o de filmar el cruce.

cela

cielo

Allá a lo lejos divisamos Picton. Y por fin, llegamos a la Isla Sur.

barcos2

No dejen de vivir la experiencia de cruzar en ferry. Los tickets los pueden comprar a través de las web de las respectivas compañías o bien, directamente en el puerto.

 

FacebookTwitterGoogle+Share