Si les hablase sobre destinos soñados, sin duda, Hobbiton se encontraría entre los primeros puestos. Y es que para los frikis del Señor de los Anillos, conocer La Comarca no es sólo un sueño, es EL sueño.

Ese día llovía, igual que el día anterior, y como absolutamente todos los días que estuve en la Isla Norte de Nueva Zelanda. Sin embargo, no había situación meteorológica capaz de opacar la inmensa emoción que me invadía. Sólo unos pocos kilómetros me separaban del escenario natural mas grandioso de mi película preferida.

Antes de contarles mi experiencia en Hobbiton, un poco de historia: En el año 1998, Peter Jackson se dispuso a buscar locaciones para filmar El Señor de los Anillos (les dije que es mi película preferida? :P). Así fue que, sobrevolando la isla Norte de Nueva Zelanda en helicóptero, divisó la granja Alexander. En ese mismo momento se dio cuenta de que ese lugar era excelente para recrear Hobbiton.

Al año siguiente, y tras más de nueve meses de trabajo, un equipo de profesionales se encargaba de transformar la granja Alexander en Hobbiton. La transformación fue soñada, sin embargo, una vez terminado el rodaje de la trilogía, el set fue desmantelado casi por completo.

Unos años después, Peter Jackson comenzaba a filmar El Hobbit. El y su equipo volvían a la granja Alexander y otra vez recreaban Hobbiton. Con la diferencia de que al finalizar el rodaje de la película, no desmantelaron el set, dándonos así la posibilidad a todos los fanáticos de poder caminar por el mismo lugar donde caminaban Frodo, Bilbo, Sam y compañía.

cartel-hob

Hobbiton se encuentra en Matamata, una ciudad ubicada en el centro de la Isla Norte de Nueva Zelanda. Lo fantástico es que ni bien llegás, te das cuenta de que la ciudad gira en torno al mundo Tolkien. Incluso, según me comentaron, anteriormente la ciudad no era muy visitada por los turistas, pero luego del boom de las películas, la fama de la ciudad comenzó a crecer y conforme crecía la fama, crecía la cantidad de turistas que la visitaban. Es por eso que de a poco se fueron instalando comercios como Mc Donald’s, KFC, etc.

isite

Ahora sí, vamos a lo que nos interesa: ¿Cómo llegar a La Comarca?

Lo primero que hay que hacer es acercarse al I-Site (centro de información al turista) de Matamata que, como no podía ser de otra manera,  parece formar parte del set de filmación. Allí se puede comprar el ticket que incluye: transporte de ida, visita guiada y transporte de vuelta. Otra forma, es comprar el ticket por internet (como hice yo) para asegurarse el lugar, ya que los cupos de visitas por día son limitados. De todas formas, hay que acercarse al I-Site para retirar el ticket y, además, porque desde allí sale el bus del tour.

Algo importante a tener en cuenta es que la granja Alexander es propiedad privada. Es por eso que la única forma de acceder es contratando el tour guiado, lo cual está muy bueno ya que, conforme vas visitando el lugar, los chicos que guían te van contando curiosidades sobre la filmación.

casa-azul

Luego de recorrer casi diez kilómetros, al fin llegamos! Apenas bajamos del bus, nos repartieron paraguas a todos, ya que el lugar está super preparado como para no tener que suspender los tours los días lluviosos (suerte para mí, porque ese era mi último día en Nueva Zelanda!).

Lo curioso fue que, al parecer, el clima contaba con un timer espectacular y como por arte de magia dejaba de llover en los momentos clave del tour. Y así, sin lluvia, llegamos a la casa de Bilbo!

casa-bilbo

bilbo

Se acuerdan del cartel que puso Bilbo en la puerta de su casa?

fiesta

bolson-cerrado

La casa de Bilbo es la única que esta construida por dentro, el resto de los agujeros de Hobbit están vacíos!

en-la-casa

En Hobbiton, muchas de las flores son artificiales debido a que la filmación duraría varios meses. De otro modo, junto con los cambios de estación, hubiese cambiado también el aspecto del lugar. Incluso el árbol que crece sobre Bolsón Cerrado es falso!

arbol-de-cumple

Peter Jackson se ocupó de absolutamente todos los detalles, porque los detalles son todo. Porque cuando visitas Hobbiton realmente sentís que ese lugar es mágico, realmente sentís que en cualquier momento podés cruzarte con un hobbit.

 

casa-rosi

Esta es la casa de Rosita la esposa de Sam.

yo-en-casa-rosi

Una vez finalizado el recorrido por Hobbiton, nos dirigimos hacía la taberna del Dragón Verde.

cartel2

Para eso debiamos cruzar el puente. Sí, es el mismo puente por donde cruza Gandalf al comienzo del Señor de Los Anillos.

lago

puente

El tour finaliza en la taberna del Dragón Verde, donde nos recibieron con cerveza artesanal, que también estaba incluida en el precio del tour. Golazo.

dragon-verde

Y así concluía uno de los días más mágicos de mi vida.

Y así, 15 años después del estreno del Señor de los Anillos, me encontraba caminando por Hobbiton.

Los sueños se cumplen.

 

 

FacebookTwitterGoogle+Share